Separaciones y divorcios

abogado de familia jerez

Separaciones y divorcios en Jerez

Nuestros abogados de familia cuentan con amplia experiencia en la tramitación de separaciones y divorcios en Jerez de la Frontera y Cádiz, tanto en divorcios de mutuo acuerdo como contenciosos. Nuestro Bufete de abogados cuenta con sede en Jerez, y con numerosos casos de éxito a nuestras espaldas.

Si habéis decidido iniciar una separación o un divorcio, en Ruiz Trujillo Abogados de Cádiz os asesoraremos durante todo el proceso. Contamos con abogados especialistas en divorcios y separaciones, siempre buscando la mejor solución a nivel jurídico y personal. Nos encargaremos de resolver todas las dudas que puedan surgir durante el procedimiento de separación o divorcio.

Diferencias entre separación y divorcio

Cada año, en Jerez, Cádiz y en el resto de España las cifras de divorcio aumentan constantemente. Se trata de un fenómeno social cada vez más frecuente, razón por la que contamos con abogados de familia especializados en la materia. Debemos recordar que las rupturas de este tipo pueden afrontarse de dos maneras: divorcio de mutuo acuerdo o divorcio contencioso. Mientras que el primero se trata de un divorcio consensual, el segundo se trata de un divorcio en el que ambas partes se encuentran enfrentadas.

Desde el año 2005, no es necesario pasar por la separación judicial (suspensión del vínculo matrimonial, de la obligación de convivencia) para acceder al divorcio (disolución del vínculo matrimonial).

¿Cuáles son las diferencias entre separación y divorcio?

Si una pareja se divorcia, ambos podrán contraer matrimonio nuevamente. Por otra parte, si la pareja elige la separación, no podrán casarse. A no ser que una de las partes fallezca.

En caso de reconciliación tras el proceso judicial, la separación puede quedar sin efecto. Bastará con informar al juzgado de la situación actual. Pero si se trata de una sentencia de divorcio, los cónyuges tendrán que volver a casarse para reanudar el matrimonio y recuperar los efectos jurídicos del mismo.

Por otra parte, si los cónyuges decidieran poner fin, es recomendable optar por el divorcio en vez de la separación. Así no tendrán que pasar dos veces por la situación y ahorrarán costes. De hecho, la mayoría de parejas se sumergen en el proceso judicial de divorcio sin pasar antes por la separación judicial.

Actualmente no son necesarios factores causales ni culpabilísticos para solicitar la separación o el divorcio. Lo único necesario es que hayan transcurrido 3 meses desde que se celebró el matrimonio, con independencia de si se trata de un matrimonio civil o eclesiástico. Otro dato a destacar es que el 70% de las separaciones y/o divorcios se suelen resolver de mutuo acuerdo.

Pide información a nuestros abogados especialistas en separaciones y divorcios

Separaciones, divorcios, herencias, custodias...

¿Cuáles son los tipos de divorcio?

El divorcio de mutuo acuerdo es ideal para reducir costes, ya que ambas partes pueden estar representadas por el mismo abogado y procurador. Asimismo, los trámites son más ágiles. En unos 3 meses se conoce la resolución desde que se interponga la demanda de divorcio de mutuo acuerdo. A este tipo de divorcio le llaman divorcio exprés. Hay que destacar que en los divorcios de mutuo acuerdo no hay cabida a recurrir la sentencia.

La demanda de divorcio irá acompañada de un convenio regulador. En dicho convenio se recogerán las consecuencias del divorcio: quién se quedará con el domicilio familiar, pensión compensatoria (en caso de que proceda) y prolongación de la misma, patria potestad de los hijos menores de edad, liquidación de bienes gananciales… Para que se produzca la resolución de un divorcio de mutuo acuerdo, habrá que ejecutarse las siguientes acciones:

  1. Firma del convenio regulador: documento en el que aparecen las medidas pactadas por ambas partes (custodia de los hijos menores de edad, atribución de domicilio…).
  2. Redacción de demanda de mutuo acuerdo en el que se adjuntarán el convenio regulador, el certificado de matrimonio y las certificaciones de los nacimientos de los hijos, en caso de que los tengan.
  3. Presentación de la demanda con la firma del abogado y del procurador. El juzgado se encargará de fijar una fecha y una hora en la que ambas partes deberán ratificar su solicitud y el contenido del convenio regulador presentado.
  4. Dictamen de Sentencia: se homologará el convenio regulador y las medidas que aparecen en el mismo.
  5. Inscripción de la Sentencia en el Registro Civil: el Juzgado de oficio acordará la inscripción en el Registro Civil donde se encuentre inscrito el matrimonio.

El procedimiento de divorcio contencioso suele tener un coste económico superior, además de ser más tedioso en cuanto al tiempo de resolución. También influirá el Juzgado encargado de la resolución y de lo saturado que se encuentre. El procedimiento de este tipo de divorcio suele durar entre 6 meses y un año.

Cada cónyuge debe personarse con su propio abogado y procurador, y es que ningún abogado de familia puede defender a ambos. Este proceso se inicia por demanda. En este caso, el demandante tiene que exponer de una forma exhaustiva qué medidas quiere que se adopten respecto a los siguientes factores:

  1. Patria potestad una vez se ejecute el divorcio.
  2. Guardia y custodia de menores. No debemos olvidar que existe la custodia monoparental (a favor de uno de los progenitores o tutores legales) o compartida. En estos casos se valora la dedicación de cada uno para saber quién se quedará con los hijos.
  3. Régimen de visitas de los hijos con el progenitor no custodio.
  4. Pensión de alimentos. Es decir, la cantidad de dinero que se fija para costear los gastos del menor por parte del progenitor no custodio.
  5. Gastos extraordinarios.
  6. Atribución del domicilio familiar. De acuerdo al artículo 96 del Código Civil, “En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ellos corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden”.

Para que se produzca la resolución de un divorcio contencioso deberá llevarse el siguiente proceso:

  1. Interposición de demanda. El demandante alegará los motivos en los que se fundan sus peticiones. En el escrito podrá solicitarse la práctica de prueba anticipada. Esta puede consistir en requerir a la parte demandada documentación, o que los organismos públicos o entidades privadas recaben la información en cuestión.
  2. Una vez interpuesta la demanda, se da traslado a la parte demandada. Se le concederán los 20 días hábiles siguientes para que conteste. Estos días no incluyen ni fines de semana ni festivos.
  3. El cónyuge demandado tendrá que presentar su contestación con pruebas.
  4. Una vez examinadas demanda y contestación, el Jugado fijará una hora y fecha. Dicha cita servirá para interrogar a demandante y demandado.
  5. Tras la vista, el Juez se encargará de dictar Sentencia.
  6. La sentencia dictada en primera instancia es recurrible en la Audiencia Provincial.

¿Qué es mejor, un procedimiento consensual o contencioso?

El procedimiento consensual o de mutuo acuerdo es el idóneo para cónyuges que están de acuerdo en continuar el divorcio o la separación de una forma más “amigable”. Ambas partes pactan las medidas que repercutan a los hijos, la pensión compensatoria y los bienes del matrimonio.

En el otro lado tenemos el procedimiento contencioso. Se da en los casos en que una de las partes no quiere divorciarse o separarse, así como en los casos en que las partes no consiguen llegar a un acuerdo en cuanto a una o varias medidas: custodia de los hijos, pensión compensatoria, el uso de la vivienda, pensión de alimentos…

En este último caso será un Juez el que resuelva las discrepancias, imponiendo unas medidas que considere justas para ambas partes y las más beneficiosas para los hijos, en caso de que los haya.

H3: Ventajas del procedimiento consensual

Son muchos los beneficios de optar por un procedimiento consensual de separación o divorcio. Para empezar el proceso judicial no es tan largo. Además, el resultado del proceso será incierto hasta que el Juez lo resuelva. Las principales ventajas de un procedimiento consensual son las siguientes:

  • Bastará con un abogado y procurador, por lo que ambas partes reducirán costes.
  • Llegar a un mutuo acuerdo ayudará a favorecer la relación posterior entre ambas partes, especialmente cuando hay niños de por medio.
  • El cumplimiento de ambas partes es más alto en los casos que los cónyuges se ponen de acuerdo.

En Ruiz Trujillo Abogados intentamos que cada proceso de separación y divorcio sea lo más liviano posible a nivel judicial y emocional.

Otros ámbitos del Derecho de Familia

Contacta con nuestros abogados especialidados en derecho de familia

Separaciones, divorcios, herencias, custodias...

Ruiz Trujillo Abogados

Creemos en las personas y en sus derechos

Despacho de abogados en Jerez

C/Larga, 22, Centro Comercial Los Cisnes, planta 1